Roberta Valente
por Lean Rodrigues

INICIO ARTICULOS BIOGRAFIAS ENTREVISTAS TODO ARTE CONTACTO

 

Qué bien que yo no tenga ninguna clase de superstición, ya que, para ésta entrevista, he tenido que esperar en la esquina de un cementério. Como si fuera poco, era de noche y habia luna llena...

No creo en lo sobrenatural, creo en lo que veo y lo que vi aquella noche fue un concierto hecho por músicos espectaculares. Qué pena que el público, o gran parte de ello, no prestó la suficiente atención de la cual merecían estos virtuosos.

Roberta Valente es una percusionista (pandeiro) de São Paulo que también es una historiadora e investigadora. Conocedora de un gran repertório musical, es una referencia en todo el Brasil a lo que concierne al choro, ya que está en constante contacto con todos los músicos de Brasil.

Lean Rodrigues ¿Cómo empezaste como instrumentista?

Roberta Valente. Empecé a estudiar violão (guitarra de cuerdas de nylon) mas o menos cuando tenía 14 años y a los 17 años empezé a "jugar" como percusionista en un bar que se llama Bom Motivo que está aquí em Pinheiros y tuvo una importancia fundamental para la música brasileña y especialmente para el choro aquí en São Paulo. Un bar que tuvo más de 20 años de existencia, aún funciona, pero bajo nueva dirección y ha cambiado el enfoque.

La cantora Carmen Queiróz y yo nos conocimos en este bar, hace 20 años. También conocí allí a Zé Barbeiro, que uno de los mayores guitarristas de 7 cuerdas de Brasil que está aquí también ya que el guitarrista de Carmen Queiróz no pudo venir. Mi fuerte contacto con el choro empezó allí.

 

LR. ¿Por qué cambiaste de la guitarra al pandeiro?

RV. ¿Por qué he dejado algo tan bien por algo más o menos? (Risas)

Cuando llegué a Bom Motivo, conocí a grandes guitarristas que tocaban muy bien. Yo, modestamente tocaba bien la guitarra, ya había ganado un premio en la escuela que estudiaba, entre 300 alumnos gané el primer premio. Me quedé avergonzada de tocar, ya que soy tímida y me di cuenta de que tocaba mal cerca de ellos, y ya no sabía si quería seguir con el instrumento.

Empecé a tocar el cavaquinho, con el de un amigo, me encantaba, después empecé a hacer coros para este mismo amigo, hasta he hecho algún que otro concierto.

Yo tenía otro amigo que tocaba pandeiro, cuando lo he visto tocar me quedé enamorada y me di cuenta de que quería tocarlo. Mi amigo me dijo lo siguiente:

En todo lugar que estés, coche, casa, colegio, tienes que hacer 1 2 3 4, con tu mano (golpes con el dedo pulgar, dedos índice/medio, muñeca e índice/medio)

Yo estaba estudiando secundaria y estaba toda la noche en clase haciendo así 1234, en la mesa de la clase. Fui aprendiendo y llegué y le dije a mi amigo que ya estaba super rápida, el me dijo que me comprase un pandeiro, escuchase discos e intentase acompañar.

Para mí el pandeiro era una diversión, era que me encantaba batucar, la guitarra era una cosa que yo pensaba profesionalizarme, pero cuando he visto tocar a los demás me quedé con pereza. Cuando me di cuenta, ya estaba tocando profesionalmente, me llamaba un amigo para tocar en un sitio, después me llamaba otro y con el tiempo ya estaba tocando profesionalmente.

 

LR. ¿De ésta época nace tu gusto por la música brasileña?

RV. Siempre fui amante por la música brasileña, siempre fui investigadora, desde niña tengo amor por la música brasileña. Por música y en especial por la música de Brasil.

Por ejemplo:

Cuando descubrí a Noel Rosa me dije que quería todo de el. Iba detrás de todo el mundo, de mis amigos investigadores, fui conociendo más coleccionadores y mientras no tuvo todo de el no paré de buscar. Por esta razón hoy tengo un inmenso repertorio y también tengo muchos años de noche, 20 años metida en un bar, primero escuchando y cantando del lado de allá (público) y hace unos 10 años estoy del lado de acá (músico). Con esto se adquiere un gran repertorio.

 

LR. ¿Cuáles son tus influencias?

RV. Mis influencias son enormes. Mis padres y hermanos aman música brasileña, con mi madre yo escuchaba choro, músicas de la época de Oro: Carmen Miranda, Orlando Silva, Francisco Alves, Araci de Almeida, Dalva de Oliveira, Paraguaçú, entonces tuve esa fuerte influencia dela ceresta, modinha, choro y sambas de las décadas de los 30 y 40.

Mi padre, Bossa Nova, MPB, Elis Regina y esas cosas.

Mi hermano mayor Rock. Con mi otro hermano he conocido bien la MPB, Caetano Veloso, Maria Betania, Gil, Milton, etc.

Desde adolescente he partiendo de esa formación a mi propia búsqueda. Hubo una fase de que solo oía la música de Minas Gerais: Lô Borges, Paulinho Pedra Azul, Toninho Horta, esa fue mi fase mineira. Otra época solo escucha la música de Pará, en el norte de Brasil, la música de allí es riquísima, hubo una época que escuchaba la música del Noreste, en Recife hay mucho choro, he estado allí y he conocido a todos los chorões, compré 1000 CD's. Adoro música gaúcha, también pesquiso. Además del samba y choro actuales porque no podemos estar siempre en 1880, tenemos que actualizarnos. Tengo el gran honor y placer de tocar y conocer a los mayores compositores de choro actuales, que son muchos, aún que no aparezcan por ningún lado.

 

LR. ¿Cuáles?

RV. Choro Rasgado que es uno de mis grupos tiene dos de los mayores compositores de Brasil de la actualidad: Zé Barbeiro y Alessandro Penéis, además de dos guitarristas geniales, ellos son dos compositores excelentes, estoy al lado de dos monstruos de la composición contemporánea. Yamandú Costa que es mi amigo y gran compositor, Hamilton de Holanda, Rogérinho Caetano gran guitarrista, Isaías e Israel Bueno de Almeida que son dos de los mayores chorões de São Paulo de todos los tiempos, Proveta que no es exactamente un chorão pero es uno de los mayores músicos de Brasil. Hay muchos, Rui Verber que es un guitarrista de 7 cuerdas de aquí, Jõao Poleto es un saxofonista. Son personas con las cuales toco unas con frecuencia y otras a veces.

 

LR. ¿Qué características difieren el estilo de pandeiro tocado en el choro a otros estilos como el samba?

RV. Cada estilo tiene su especificación, el choro es difícil de tocar, al panderista le exige una gran atención, conocimiento y un repertorio muy grande, también está lleno paradas repentinas y cambia, empieza lento, después rapido, se convierte en frevo, vuelve a choro y después a val sa y vuelve a choro otra vez. Con el samba es más fácil, porque estás en un ritmo y ya está.

 

LR. ¿Haber estudiado guitarra o armonía te ha ayudado a conocer el repertorio del choro?

RV. No, lo que me ayudó sin ninguna duda es haber oído música todo el tiempo y haber visto ya que siempre he estado en un bar que es la mejor escuela para la música. El músico puede hacer conservatorio puede ser doctor en música pero no existe escuela mayor y mejor que un bar. Es en el bar donde se convive con el público donde se escucha, que se equivoca que se acierta y soy totalmente autodidacta.

Soy formada en letras por la PUC, doy clases de historia de la música y talleres, pero el medio que he elegido para vivir y ser feliz es la música.

 

LR. ¿Cómo elegir un buen pandeiro?

RV. La medida del pandeiro para choro es de 10 pulgadas. Un pandeirista tiene que ser un atleta, hacer ejercicios, fortalecer los músculos, etc. Yo tengo dificultad con eso, no me gusta, no puedo, no tengo tiempo; tengo tendinitis, que me ha limitado un poco y por eso yo prefiero tener un pandeiro ligero. Celsinho Silva me indicó al luthier de Florianópolis Fabiano Raposo.

Celsinho es uno de los mayores pandeiristas de Brasil y es hijo de Jorginho Silva el mayor pandeirista de los últimos 60 años, éste es hermano de Dino 7 Cordas del Época de Ouro. Jorginho es el padre del pandeiro contemporáneo, el aprendió con los maestros del pandeiro, los creadores del pandeiro y transmitió ese conocimiento a todos los pandeiristas de la nueva generación, de la que hago parte.

Celsinho Silva me indicó a Fabiano Raposo y después de utilizar su pandeiro tengo dificultad de utilizar otro ya que es muy ligero.

La mujer tiene la constitución distinta, manos mas pequeñas, brazo más fino y yo le dije que necesitaba algo más ligero, Fabiano Raposo me hizo varios pandeiros y si te fijas, el mío tiene 5 platillos y no 6, para que sea mucho más ligero, para quitarle peso.

 

LR. ¿Tu técnica viene de Jorginho Silva, viene de la escuela de Rio de Janeiro?

RV. No.

No, mira, el es mi ídolo, pero, aquí en São Paulo hay una escuela de pandeiro Paulista, no sé si puedo decirlo así. Aquí en São Paulo hay una forma diferente de tocar, una forma Paulistana. Lo admiro profundamente pero no he intentado copiar a nadie, si hubiese empezado bajo la influencia de ellos, seguramente intentaría tocar como ellos, pero no, tuve mis influencias aquí en São Paulo, es diferente.

Veo que en choro São Paulo tiene una forma diferente de tocar.

 

LR. ¿Se podría decir que para otros instrumentos también, como mandolina, cavaquinho, guitarra?

RV. El Carioca tiene un ritmo único, no que nosotros no lo tengamos. São Paulo. algunos de los mayores instrumentistas del mundo, tiene un choro muy potente que infelizmente Brasil desconoce, hablo de choro, pero puedo hablar de la música instrumental brasileña. São Paulo tiene grandes, pero grandes instrumentista, lo que pasa es que infelizmente en Brasil, la única información que sale en los medios de comunicación viene de Rio de Janeiro, infelizmente, si yo estuviese en Rio yo sería famosa, si Zé Barbeiro estuviesen en Rio el sería otro Dino 7 Cordas, si Carmen Queiróz estuviese en Rio sería alguien conocida.

Infelizmente en São Paulo no aparecemos, hay cantantes, guitarristas, instrumentistas geniales aquí, pero no aparecen. Mira, Danilo Britto que es otro gran compositor que ganó un premio Visa es un gran amigo nuestro que está siempre aquí y tocamos juntos.

El Carioca tiene un estilo muy diferente del nuestro, (São Paulo) el ritmo, todo nació allá y nosotros hemos adquirido el nuestro, que es maravilloso, me gusta y quiero seguir tocando así. Me encantaría saber tocar como ellos. no sé porque no quiero, yo que sé. no tengo la necesidad, a pesar de verlo precioso. En alguna grabación que tengo que hacer un solo especial y como referencia cito a Jorginho, Celsinho, Marcos Suzano, grandes pandeirista cariocas, maestros.

Yo tengo también grandes ídolos aquí en São Paulo, Guelo por ejemplo, que es un gran ídolo y uno de los mayores percusionistas de Brasil. Marcelinho Galani que es mi ídolo en pandeiro de choro, he aprendido mucho con Marcelinho, el toca muy bien, totalmente autodidacta y tocó mucho con Altamiro Carrilho aquí en São Paulo. Espero no haber olvidado a nadie.

 

LR. ¿A que otros proyectos de dedicas?

RV. Yo estoy muy feliz en divulgar la música brasileña y divulgar mi música. Nosotros además de músicos también somos empresarios de nosotros mismos ya que no basta tocar y tocar bien, hay que estudiar, ensayar, mandar currículo, etc. Soy productora. Es una lucha constante.

No tenemos el previlégio que tiene el Carioca, de ser encontrado, de ser el centro y las personas van detrás de ellos.

Para que veas, sobre aquella película (Brasileirinho), si aquel director hubiese venido a São Paulo, el tendría descubierto un universo de choro que probablemente le dejaría perplejo, pero el no conoce, nunca escuchó hablar.

¡Claro, nadie conoce!

Tengo también un blog São Coisas Nossas www.saocoisasnossas.blogspot.com

y también tengo un libro escrito con Roberto Lapiccirella (dueño de Bom Motivo) y otros colaboradores sobre marchinhas de carnaval .

En la página web: www.geocities.com/aochiadobrasileiro

Está parte de mis investigaciones.

Hacíamos conciertos contando y cantando la historia de los grandes compositores de la música brasileira y dimos más de 30 conciertos y hay un enorme trabajo de investigación.

 

Lean Rodrigues.

 

 

 

 

Inicio - Artículos - Biografías - Entrevistas - Todo arte - Contacto

© Dectatoma 2009 - Todos los derechos reservados